Mujeres de Sol y Agave es una fundación que nace a partir de la inquietud de mujeres para mujeres, dispuestas a apoyar a jóvenes mexicanas ejemplares para que logren su empoderamiento y plenitud a traves de la educación preparatoria y profesional. Ellas , como metáfora del Sol o de la planta del Agave , son la esencia del México más poderoso , noble y vital que en silencio nutre lo más valioso de nuestra cultura. Es por ello que nuestra meta es que a través de la educación, estas jóvenes logren descubrir su fortaleza y superar sus limitantes sabiéndose siempre dueñas de su propia vida.    
  Aumentar el liderazgo de las mujeres en todos los ámbitos, a través de su preparación académica, permitiéndoles fortalecer su autoestima y el pleno desarrollo de sus capacidades, talentos y habilidades.   Ser una fundación que a través de un programa de becas de educación media y superior, sea reconocida por su honestidad, amor y lucha por las mujeres, transformando nuestra sociedad mediante el desarrollo integral de cada mujer acreedora a este apoyo.  
 

Impulsar a jóvenes mujeres mexicanas de escasos recursos, principalmente de la frontera, a través de becas de nivel bachillerato y universitario que les permitan lograr su crecimiento personal a través de un grado en educación, para que no detengan sus sueños y deseos de superación.

Ayudamos a que jóvenes mexicanas de la frontera puedan cumplir su sueño de estudiar una carrera y con ello cambiar sus vidas y en un futuro, la vida de sus hijos y la de generaciones venideras.

Nuestro nombre se inspira en el Agave que tiene que ver con la esencia profunda de México, la esencia oculta de México de igual manera son nuestras mujeres que como la planta del Agave, crecen, fortalecen y nutren a sus hijos en condiciones adversas de espera, de silencio, de sacrificio y pese a todo, siempre con la dulzura y la fe que las caracteriza. Ellas son la fuerza oculta y la heroínas anónimas de nuestro país. Es por eso que en nuestra fundación estamos convencidos de que facilitar educación y sacar del anonimato a tantas mujeres que quieren superarse es la clave para regresar al origen, volver a amar nuestra esencia y con ello, acceder al desarrollo y a un mejor porvenir.

Al cambiarle la vida a una mujer jóven le puedes cambiar la vida a toda una familia... y quizás a varias generaciones.

 
   





 



  Conscientes de la urgente necesidad de asegurar el trayecto formativo de mujeres Jóvenes en el norte del País, hemos desarrollado un proceso virtuoso en apoyo de esta población vulnerable que nos asegura dar un acompañamiento presencial a cada una de nuestras beneficiarias e impulsarlas con recursos económicos que las aliente a combatir el rezago educativo y las empodere a ser mujeres mexicanas ejemplares.